Columna Joven

Liberalicemos las profesiones

Por: Fernando Antonio Vigil Rojas

¿Deberían existir los colegios profesionales? Yo creo que no, pues estos gremios propios de épocas medievales  –que nacieron en Europa en el siglo XI con la figura de los “craft-guilds”, como asociaciones de trabajadores que mezclaban intereses profesionales con particulares– tienen el monopolio de obtención de licencia de nuestra profesión, convirtiéndose en el principal obstáculo para el ejercicio libre de la profesión. Lo que nos lleva a la siguiente reflexión: “De nada sirve haber estudiado 5 o 6 años en la universidad para que finalmente no puedas prestar tus servicios si no estas colegiado”.

Los colegios profesionales crean un mercado de competencia imperfecta, una suerte de oligopolio, en donde sólo un grupo de privilegiados (colegiados) pueden vender sus servicios, en desmedro de quienes no han pagado por esa absurda licencia. Es bastante frustrante para muchos profesionales no poder trabajar por culpa de una medida que vulnera la libertad de esa forma y los coacciona a agremiarse a un colegio para no ser sancionados penalmente por el ejercicio “ilegal“ de su profesión.

a21Un colegio profesional definitivamente no debería determinar si eres o no un buen profesional. Para eso existe el mercado. Son los consumidores quienes con su poder de decisión elegirán al profesional que consideren idóneo. Si eres buen abogado o buen médico seguramente tendrás más clientes, y si no lo eres, seguramente tendrás unos pocos o no tendrás ninguno y deberás pensar en dedicarte a otra cosa. Dejemos que sean los consumidores en un mercado libre quienes decidan.

Tener el “privilegio” de estar colegiado no le otorga beneficio alguno al que paga por la licencia, pues me atrevería a decir que la gran mayoría de colegios no defienden los intereses de sus agremiados –si no defienden a sus miembros con menos razón defenderán los intereses de los consumidores de los servicios profesionales que representan o los intereses de la sociedad en razones de su materia– y si a eso le sumamos que el único rédito lo obtienen muchas veces los grupos de poder enquistados en el decanato, que despilfarra los ingresos obtenidos a diestra y siniestra sin ningún tipo de control o fiscalización.

Si en realidad vivimos en una sociedad democrática, abierta y libre debemos de darle el poder al mercado, al “consumidor”, no a cárteles de privilegiados que no representan lo que dicen defender. Liberalicemos todas las profesiones.

3

Fernando  Vigil 

Colaborador en la Sección Columna Joven del Instituto Acción Liberal. Abogado. Licenciado en Comercio y Negocios Internacionales. Especialista en Aduanas y Administración Tributaria. Liberal. Peruano con ganas de cambiar el mundo.

Comentarios

Un comentario en “Liberalicemos las profesiones

  1. Reblogueó esto en Divagaciones ¿irreales?.

    Publicado por autien | 16/02/2014, 1:42 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Video IAL

Palabras de Enrique Ghersi a IAL

Biblioteca Liberal

Follow Instituto Acción Liberal on WordPress.com

IAL APOYA

Archivo

Calendario Liberal

febrero 2014
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  
A %d blogueros les gusta esto: