José Manuel Acosta

El “Fallo de La Corte de la Haya” y la verdadera riqueza del Perú

Por: José Manuel Acosta

“Es febrero del 2030. David, un pequeño escolar del 5to grado de educación primaria va a su colegio en Lima, estudia las fronteras geográficas y marítimas del Perú, habla con su maestra y su padre sobre lo hermoso de su país el Perú y su importante dimensión soberana. David descubre entre las páginas de su libro de escuela el capítulo referido al `Fallo de la Corte de La Haya del 27 de enero del 2014´, va donde los adultos y les pregunta: ¿Este fallo hizo más rico al Perú?; sus padres y profesores instruidos en la materia le han dicho que si, que el Perú se hizo más rico con sólo la declaración de dicha Corte, por cuanto nos reconocieron como nuestra un área marítima que explotaba Chile; otros le dijeron que no, que perdimos riqueza por cuanto perdimos territorio pretendido inicialmente con la demanda. David piensa, camina, reflexiona. Las respuestas de los adultos y sus argumentos lo han dejado insatisfecho, sospecha que la riqueza no es sólo mar territorial ganado o perdido, es algo más”. (Caso creado por el autor del presente texto).1081349_10202392199197725_1610670340_n

La Sentencia expresada este último 27 de enero, en la voz de Peter Tomka, presidente de la Corte Internacional de Justicia, en el Palacio de la Paz de la ciudad de la Haya – Países Bajos, sin duda alguna nos ha llenado de orgullo y entusiasmo a unos e insatisfacciones y críticas afiebradas a otros. La lucha a proyectil directo y direccionado en argumentos de uno versus otros, de los que celebran el fallo y los que condenan y critican el mismo, de los que optimistas cantan el himno nacional levantando el pecho y los que consideran que esta es una burla, toda vez que no se ha ganado nada, toda vez que hemos perdido.

Como nuestro pequeño amigo David (del caso introductorio), mucho nos hemos quedado insatisfechos con los argumentos de ambas partes; 1.- De los que abrazados a la bandera peruana celebran el triunfo de conquistar algo más de 50 000 km² y, 2.- De los que critican emotivos la sentencia de la máxima instancia de justicia del mundo, expresando que no hemos ganado nada, que perdimos la pesca de anchoveta, refiriéndose a la actividad predominante en los 80 millas en paralelo al “Hito Nº 01” al sur (territorio que estuvo en litis) y que la Corte de la Haya adjudicó a la República de Chile, etc.; no estamos satisfechos.

Entonces, David al igual que nosotros se hace la pregunta, ¿Cuándo un país es rico?, acaso cuando es más grande geográficamente, acaso cuando tiene el mayor número de climas y de recursos naturales, acaso cuando tiene el mayor número de minas, acaso cuando poseen el mayor número de habitantes; y así podríamos pasarnos toda una semana planteando probables soluciones. David luego de una caminata, cercano al pensamiento reflexivo y a una mar que los historiadores llamaron “Mar de Grau” en memoria del célebre peruano Don Miguel Grau Seminario; piensa y recuerda haber leído algo de Adam Smith, si, el mismo que publicó su libro más celebrado en 1776 (“Una Investigación de la Naturaleza y Causas de la Riqueza de las Naciones”), si, hace ya 238 años.

David se pregunta, ¿Para Smith, cuándo un país es rico?, entonces descubre la respuesta mientras está sentado frente a una playa de la hermosa costa peruana, a las faldas del Mar del Caballero de los Mares. Smith expresó o dejó interpretar que una nación era rica, no por la cantidad de recursos naturales que tenga, tampoco por cuando grande es geográficamente, etc; NO, Smith diría que la riqueza es el trabajo de las personas, pero ¿cualquier trabajo? se vuelve a preguntar David, y se responde en su careo con la brisa; NO, no se genera riqueza del trabajo por ser trabajo, sino de un trabajo ingreso en un marco institucional, donde los derechos y las libertades de desarrollo de las personas sean respetados.

Entonces, no somos un país más rico por haber ganado algo más de 50 000 km² que pasará a formar parte de las zonas marítimas peruanas (esto sólo aumenta nuestra probabilidad de riqueza), tampoco somos menos ricos porque el fallo ratificó los derechos soberanos de Chile sobre aproximadamente 16 352 km² de mar que ya era explotado por el país sureño desde hace décadas (siendo ésta mayormente el área situada a menor distancia a la costa y que, por tanto, corresponde a la más rica en recursos pesqueros), NO; seremos más ricos si entendemos que el factor de la riqueza es el TRABAJO, pero no cualquier trabajo, sino un trabajo ingreso en un marco institucional, un trabajo protegido por un sistema que a través de una Estado mínimo y eficiente, proteja racionalmente a los trabajadores y a los empleadores, motivando la inversión a través por ejemplo de la desburocratización de los procesos de licencia, costos de legalización e impuestos. Dar mayores libertades a las personas.

Todos queremos a un Perú mejor y más grande, pero sólo algunos otros queremos a UN PERÚ MÁS RICO. La riqueza no está en las dimensiones geográficas o las distancias fronterizas, la riqueza está en el trabajo y en la maximización de relaciones entre los individuos de una sociedad; personas con derechos, con libertades. QUE VIVA EL PERÚ.     

Artículo exclusivo para el Instituto Acción Liberal.

Comentarios

Un comentario en “El “Fallo de La Corte de la Haya” y la verdadera riqueza del Perú

  1. El título y los primeros párrafos me dicen que me explicarán algo de las papas, pero nada! Al final termina hablando dogmáticamente de camotes. Tengo que ir a buscar a otro lado información sobre las papas, perdí mi tiempo.

    Publicado por Freddy | 04/02/2014, 2:06 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Video IAL

Palabras de Enrique Ghersi a IAL

Biblioteca Liberal

Follow Instituto Acción Liberal on WordPress.com

IAL APOYA

Archivo

Calendario Liberal

febrero 2014
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  
A %d blogueros les gusta esto: