Luis Felipe Zegarra

Bernanke y su lugar en la historia

Por: Luis Felipe Zegarra

Y se acaba finalmente el reinado de Ben Bernanke en la Reserva Federal de los Estados Unidos. Este mes, Bernanke dejará oficialmente la presidencia del banco central más importante del mundo, luego de haber aumentado la masa monetaria en los Estados Unidos de manera significativa por varios años con la esperanza de acelerar el crecimiento económico y disminuir el desempleo.

Mucho se ha dicho en los últimos días sobre el trabajo de Bernanke. Algunos lo han evaluado con nota satisfactoria. Incluso han sostenido que pasará a la historia como el hombre que evitó que la economía norteamericana cayera en una severa depresión económica, que gracias a la política monetaria expansiva aplicada por varios años la economía norteamericana ha logrado reducir sus niveles de desempleo, que gracias a él no se repitió la historia de los 1930s.

Ben Bernanke

¿Debería Bernanke pasar a la historia como un hombre cuyas políticas en la Reserva Federal beneficiaron a la economía norteamericana?

Es en realidad bastante cuestionable la afirmación que Bernanke evitó una depresión económica similar a la de los 1930s. De hecho, no basta con que el PBI o el desempleo de los Estados Unidos haya seguido una tendencia diferente a la de los 1930s para concluir que ello se debió a las políticas de Bernanke ni mucho menos que la tendencia de tales indicadores de los últimos años haya sido una tendencia deseable. Habría que comparar, en realidad, la trayectoria del PBI y el desempleo con lo que se habría producido en ausencia de las políticas de Bernanke (es decir el escenario contrafactual). Es más, si nos preocupamos por la eficiencia social (concepto que consideramos más importante que el PBI o el desempleo), habría que estimar si la asignación de recursos pudo haber sido más eficiente en el escenario contrafactual.

Un claro problema para analizar el verdadero impacto de las políticas de Bernanke (como cualquier política) es que los gobiernos usualmente no estiman lo que la sociedad pierde o deja de ganar (en términos de PBI o en términos de eficiencia social) en comparación con el escenario contrafactual.

Sin embargo, con un buen manejo de la teoría económica podemos entender que políticas monetarias como las de Bernanke llevan a malas decisiones y que esas decisiones pueden ser bastante dañinas para las familias y las empresas. En teoría, las políticas monetarias expansivas (tales como las seguidas por Bernanke en los últimos años) cambian los precios relativos y distorsionan las decisiones de las familias y las empresas. La ilusión monetaria causada por la expansión significativa de la cantidad de dinero lleva a que las familias y las empresas tomen decisiones que, en ausencia de tal ilusión, no habrían tomado. No debería sorprendernos, por ejemplo, que en los últimos años muchas familias hayan contraído demasiadas deudas como consecuencia de las bajas tasas de interés y de la creencia de que sus ingresos futuros crecerían a un ritmo elevado. Tampoco debería sorprendernos que algunas empresas hayan persistido en operar en sectores cuya rentabilidad dependía en gran parte del crédito barato; y que otras hayan incursionado en sectores atraídos por el aumento de precios, bajo la creencia errónea de que tales precios relativos se mantendrían por mucho tiempo. Es muy probable que la ilusión monetaria haya llevado a que las familias y las empresas tomen malas decisiones. Es decir, es muy probable que la ilusión monetaria haya llevado a lo que los economistas llamamos una asignación socialmente ineficiente de recursos.

Probablemente una de las consecuencias más lamentables de la política monetaria expansiva de Bernanke ha sido que muchos se han acostumbrado a un mundo de tasas de interés muy bajas. Algunas empresas y muchas familias se han endeudado de manera excesiva, pensando que el futuro será brillante, como consecuencia de tales tasas. Bernanke ha nublado pues el juicio de muchos. Cuando las familias y los empresarios despierten del sueño de bajas tasas, tendrán que ajustar sus niveles de consumo e inversión. Se darán cuenta entonces de que las decisiones que habían tomado fueron erróneas.

Ben Bernanke. El hombre cuyas políticas nublaron el juicio de muchos. Quizás así debería pasar a la historia.

Publicación autorizada por el propio autor para el Instituto Acción Liberal.

Originalmente publicado en: http://diario16.pe/columnista/38/luis-felipe-zegarra/3067/bernanke-lugar-historia

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Video IAL

Palabras de Enrique Ghersi a IAL

Biblioteca Liberal

Follow Instituto Acción Liberal on WordPress.com

IAL APOYA

Archivo

Calendario Liberal

enero 2014
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
A %d blogueros les gusta esto: